“A Bocados” en el restaurante Petit Komité 

El famoso programa diario de ETB 2 emitirá el especial restaurantes y tabernas desde Galdakao

El dia 29 de enero de 2019 se emitirá el especial restaurantes y tabernas de el famoso programa gastronómico de ETB 2 “A Bocados”, grabado en el restaurante “Petit Komité” de Galdakao.

“A Bocados” es el espacio diario de cocina que se emite de lunes a viernes presentado por el cocinero Ander González y la nutricionista Gabriela Uriarte. Recetas, reportajes y hábitos sanos de alimentación son los ejes del programa en el que se fomenta un estilo de vida saludable.

El programa, que cuenta con un apartado especial para restaurantes y tabernas que podemos encontrarnos en el país vasco (Euskal Herria), no ha podido dejar fuera a “Petit Komite”, un íntimo, discreto y selecto restaurante situado entre lo que hoy se conserva de aquel Galdakao ancestral y bucólico, de intrincados bosques y praderas verdes con ermitas aisladas y recios caserios.

Dentro de la gran oferta gastronómica que Galdakao oferta, podemos encontrar un lugar icónico en la historia de este pueblo. El restaurante se encuentra en el barrio Zuhatzu, dentro de un caserío que ancla sus orígenes en el siglo XV, completamente reformado, pero que mantiene su estructura original de piedra y roble. El caserío, es ahora multifuncional dado que además de vivienda para la familia Irarragorri, formada ésta por Conchita Bengoetxea, y sus hijos; Maria y Joseba Irarragorri, es el hotel “Irarragorri Etxea” y el restaurante “Petit Komité”.  

Esta, la que ahora es un negocio familiar, fue la casa de el jugador del Athletic José Irarragorri, marido y padre de los actuales dueños. Por ello, la familia ha querido rendir homenaje a el ganador de 4 ligas y 4 copas a traves pequeños detalles en el hotel: podemos encontrar el número que José Irarragorri llevaba a la espalda, el número 8, tanto en el exclusivo número de mesas en el restaurante, como de habitaciones en la casa, además de estar ésta pintada de blanco y de rojo(colores del Athletic). También, podemos encontrarnos con un mural lleno de fotos y recortes de periódicos antiguos en una de las paredes del restaurante.

Como indican ellos mismos, este universo de historia, pasado, presente y futuro y esta atmósfera de íntima sobriedad, es propicia para encuentros de negocios, amistosos, familiares o románticos.